23 Jul, 2018
Entrenamiento estructurado, elementos fundamentales

En línea con el artículo publicado la semana anterior acerca de la Periodización Táctica como una metodología de trabajo que intenta respetar el carácter inseparable del juego, encontramos otra tendencia de la mano de Francisco Seiru-lo,  quien del mismo modo que el creador de la anterior metodología, cree que el juego del fútbol hay que respetarlo sin reducir o desintegrar aquello (que es todo) que en competición no establece diferencias o momentos aislados para los que un determinado aprendizaje pueda resultar productivo.

Paco Seirul-lo, Barcelona's fitness coach

Paco Seirul-lo, Barcelona’s fitness coach

Esta tendencia, la cual considera al ser humano un sistema hipercomplejo formado por diferentes estructuras que establecen estrechas relaciones entre sí, se denomina Entrenamiento Estructurado. La propuesta surge de la falta de conexión entre los entrenamientos que se llevaban a cabo y la práctica real que supone un deporte colectivo. En palabras del propio Seiru-lo “Antes, por error, se pensaba que primero había que fabricar un atleta y luego que jugase a lo que sea. Si se quería entrenar la resistencia, se entrenaba por igual en el monte, en el mar… donde fuese. Y luego adaptaban esa resistencia a su deporte. Y no es así. Así pierdes tiempo y energía, pues cada deporte requiere su tratamiento específico”. De este modo, desarrolla y pone en práctica de manera exitosa una manera de trabajar que a día de hoy se ha convertido en referente para la gran mayoría de cuerpos técnicos.

PLANIFICACIÓN

A la hora de empezar con la planificación, el Entrenamiento Estructurado ha de basarse en todos y cada uno de los aspectos que integran el club. La filosofía, objetivos y momento en el que la entidad se encuentre constituyen elementos fundamentales a la hora de estructurar nuestra forma de trabajar y aquellos objetivos que queremos conseguir, teniendo en cuenta no solo el resultado final, sino la manera en la que hemos de llegar hasta ellos. Un gran ejemplo es la filosofía del F.C. Barcelona, que a día de hoy está identificado como entidad con una determinada manera de jugar, hecho que se puede observar en cualquiera de las categorías y niveles del club. Así pues, estos elementos han de concluir en una planificación Única, Específica e Individual.

Un aspecto clave a la hora de identificar a este autor es la pretemporada. Debemos destacar su ruptura con la concepción tradicional de llenar el tanque para toda la temporada, hecho que resulta imposible por pura lógica fisiológica, sosteniendo que solo tiene sentido prepararse para el primer partido. Exclusivamente. Y luego para el segundo… y así, debido a que la pretemporada como expresa Chamorro (2014) debería ser un periodo co-constructivo y no un periodo destructivo de las capacidades de asimilación del juego por agotamiento. 

valenciaeconomica com

Asentadas las bases de la planificación y entendida la filosofía general que pretende, esta metodología al igual que la Periodización Táctica, diferencia entre Periodo Preparatorio, Periodo Competitivo y Periodo de Transición, articulados todos ellos en base a la estructura semanal, denominada Microciclo Estructurado. Al igual que en la PT, destaca la no existencia de Mesociclos.

A la hora de establecer el modo en el que queremos que el equipo se manifieste, esta corriente metodológica aboga por la creación de una Filosofía de Juego, la cual representará la idea que queremos que compartan todos los jugadores junto con el cuerpo técnico, para en base a esta, desarrollar los diferentes comportamientos o automatismos. Se trata de un planteamiento más abstracto que en la Periodización Táctica y que quizá, y esto ya es más personal, afecte de un modo más significativo al plano emocional y afectivo que no se centra únicamente en el fútbol.

ENTRENAMIENTO

A partir de aquí se desarrolla un trabajo de entrenamiento en busca de la idoneidad, donde aumentando el nivel de complejidad progresivamente, encontraremos tareas de carácter general, dirigido, específico y competitivo, intentando dotar al futbolista de la mayor parte de recursos disponibles para resolver las diferentes situaciones de juego.

Rompe también con la concepción natural de lo que serían Programas de  Entrenamiento, ya que lo considera algo cerrado y común para todos los deportes, dando paso a lo que se denominan Estrategias de organización de los elementos de entrenamiento, a través de las cuales intentará aproximar lo máximo posible la realidad competitiva a la práctica diaria, otorgándole así un carácter abierto y que se adapta más a un entorno cambiante como es el fútbol.

Por explicarlo de forma sencilla, las estrategias de organización constituirían la punta de la pirámide organizativa del entrenamiento, la cual tiene dos elementos más que lo conforman. El primero de ellos, sustituiría a lo que comúnmente llamamos métodos de entrenamiento, y son las denominadas Secuencias Conformadoras. Éstas, no son más que una combinación de acciones futbolísticas en las que se pone en práctica algún o varios momentos del juego que queremos trabajar, en relación a nuestra manera de jugar y a todas las variables necesarias para preparación del próximo partido. De este modo podemos configurar secuencias conformadoras de manera ilimitada en función de nuestro contexto más próximo, garantizando así la búsqueda de esa idoneidad y dotando de experiencias al futbolista, ya que el objetivo es que nunca dos situaciones sean exactamente iguales.

Y por último, en el último escalón encontramos las Situaciones Simuladoras Preferenciales, las cuales intentan simular la realidad del juego priorizando alguna de las estructuras que conforma el sujeto, pero sin intentar trabajarla de manera aislada. Estas SSP articulan las secuencias conformadoras. Son lo que comúnmente denominamos tareas de entrenamiento.

ENTRENAMIENTO ESTRUCTURADO

Para terminar, hay un elemento que engloba todo el proceso de entrenamiento y el cual es fin a la vez que medio. No es otro que la Autoestructuración, ya que el objetivo último es que el futbolista sea capaz de desenvolverse de la manera más autónoma aumentando poco a poco su nivel de desempeño. La priorización de estructuras la podemos utilizar en base al desarrollo individual del jugador o buscando algún comportamiento colectivo  como podría ser la concentración en diferentes situaciones. La autoestructuración, como en la vida misma, quizá sea la mejor forma de desenvolverte en cualquiera de los desempeños que el fútbol te requiera, anticipando acciones, reduciendo la aleatoriedad o creando sinergias positivas dentro de tu equipo, siendo un término que se desarrolla de la mano de esa “idoneidad” que comentábamos en párrafos anteriores.

Estas metodologías de entrenamiento presentan un cierto carácter abstracto que hace que su implementación no sea del todo fácil, pero desde luego se aproximan a la realidad futbolística que en definitiva es lo que buscamos, por lo que merece la pena intentarlo, ya que es un proceso que enriquece a futbolista y entrenador de forma natural.

Fuentes: 

  • Chamorro, M. (2014) La preparación futbolística desde la incertidumbre. Ed. FDL
  • Arjol Serrano, J.L. (2008) La planificación actual del entrenamiento en fútbol: análisis comparado del enfoque estructurado y la periodización táctica. Revista Nº 8.

ROBERTO ARIAS

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física
y del Deporte. Entrenador Nivel 1. Máster
Preparación Física para el fútbol (Futbollab).
@FUTBOLDELACALLE 

Síguenos en:

TwitterFacebook

 

Tags: , , , ,

0 Comments

Leave a Comment

SÍGUENOS


SÍGUENOS

julio 2018
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031