22 Jun, 2018

La era de la información está más que acomodada entre nosotros, proporcionándonos y dándonos acceso a multitud de elementos formativos para contrastar, inspirar o complementar nuestra formación. Dentro del mundo futbolístico podemos encontrar de todo: planificaciones anuales, tareas para multitud de objetivos, tipos de material y utilización, en definitiva, todo.

Este elenco de elementos que se ponen a nuestra disposición parecen o intentan vincular al fútbol con una sencillez en la cual todo puede y debe estar controlado, otorgando esa dimensión causal que más que cualquier otra cosa es capaz de dar una seguridad plena a un trabajador (entrenador en este caso) en un emplazamiento donde no la hay. Pero no queda ahí, sino que también le da la seguridad de saber y permitirse opinar a muchas personas que simplemente amparados en afirmaciones categóricas desde el objetivismo más simplista, hacen casi formulaciones universales desprestigiando y poniendo en duda el trabajo de quien verdaderamente está formado para ello, sin que por supuesto, éstos últimos estén en la posesión de la verdad sobre los temas del espectro futbolístico.

rfefes

Desde luego es un lujo que todo el mundo tenga la posibilidad de buscar, encontrar y contrastar información para formar y complementar la suya propia, y luego transmitirla. El problema viene en que muchas personas se saltan el último punto y desde luego el más importante: contrastar.

La ideología más primitiva y desvergonzada que acoge y en ocasiones (muchas) domina el fútbol, donde el que busca intenta encontrar lo que quiere encontrar para reafirmar su posición como si de un macho dominante se tratase, sin importar la fuente  y la veracidad parcial o total de la información, que al mismo tiempo se complementa con una serie de medios que divulgan lo que ciertos sectores están buscando, porque saben que lo están intentando encontrar.

Esa demagogia está acabando con el espíritu de la información bien transmitida. Demagogia alimentada en ocasiones desde dentro del propio entorno futbolístico y por la carroña que devora personas como si fueran números, atacando constantemente la libertad de prensa con informaciones poco veraces con fines únicamente sensacionalistas, donde los editores o escritores sin serlo, son preparadores físicos, médicos, fisioterapeutas o entrenadores.

Este artículo es simplemente una lanza a favor de aquellos que se forman, y a la vez forman y llevan a cabo su profesión de manera responsable, sin más verdad que aquellos aspectos en los que alguna vez han tenido que rectificar, a veces para volver a equivocarse y otras para acertar, pero sin la convicción de intentar engañar o traer a nadie a su lado de la cancha, sino para ser cada día mejores profesionales.  Hagamos más fácil su trabajo, leyendo y opinando, pero sobre todo, contrastando.

ROBERTO ARIAS

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física
y del Deporte. Entrenador Nivel 1. Máster
Preparación Física para el fútbol (Futbollab).
@FUTBOLDELACALLE 

Síguenos en:

TwitterFacebook

Fotografía original www.fef.es

Tags: , ,

0 Comments

Leave a Comment