23 Jul, 2018
HOY, ENTREVISTA CON JOAQUÍN VALERIO

Joaquín Valerio (Badalona, 1973) llega como siempre bien vestido, con un porte que impresiona y puede llegar a intimidar, sobre todo al juntarse con su grave tono de voz. Nada más lejos de la realidad, detrás de esa fachada de tipo rudo se esconde una gran persona, incluso tierna en ocasiones para los que le conocen. Considerado como lo que hoy llaman los grandes medios “futbolista de segunda fila”, puede presumir de 20 años como profesional en la mejor Liga del mundo. Puede pero no lo hace; a él no le gusta presumir. Siempre fue un trabajador y hoy lo sigue siendo. Repasamos con él su trayectoria y mucho más.

Buenas tardes Joaquín. Como es tradición en esta web, la primera pregunta es obligada: qué es para ti el fútbol.

Una forma de vida

¿Buena o mala?

Las hay peores. Bastante buena.

Y la otra pregunta obligada. De no haber sido futbolista, Joaquín Valerio sería…

Militar

Su carrera comienza pronto. De la Damm de Barcelona llega con 17 años a Madrid. ¿Qué piensa un joven de 17 años cuando llega a todo un Real Madrid?

Pues lo pasa mal. No se pasa bien. Uno se aleja de sus padres y no se hace fácil. Pasados varios meses o incluso un año ya parece que la cosa se asienta y va mejor.

¿Alguien te ayudó a superar esos primeros meses?

Sería muy injusto decir sólo algunos nombres, porque seguro que me olvidaría alguno. Los compañeros son los que te lo hacen pasar de la mejor manera.

En algún momento piensa: “voy a ser el portero del Real Madrid”

Tienes la ilusión, pero aún estando ahí sabes que es muy difícil. Sabes que hay que trabajar muy duro y que puede que ni por esas.

Pero llegó a tener la alternativa

Correcto. Echaron a Benito Floro y cogió el equipo Vicente del Bosque con Rafa Benítez de segundo. Yo tuve la suerte de que me subieron al primer equipo en mitad de esa temporada. Llegué a jugar debutando en el campo del Betis, precisamente, sustituyendo a Paco Buyo.

De ahí llegan años de cesiones. La primera al Hércules de Alicante.

Sí, cesión al Hércules donde tenemos un gran año. Conseguimos el ascenso a falta de cuatro jornadas y en Copa jugamos en el Camp Nou, nos echó el Barça. Tengo muchísimos grandes recuerdos de aquel Hércules. joaquin valerio betis

Aquí sí, portero titular

Empecé siendo suplente pero como en la séptima jornada, tras algún partido de Copa el míster me dio la confianza. Y sí, jugué ya toda la temporada.

Y de ahí nos vamos a…

Pues vuelvo al Madrid. Pero hay una serie de controversias y circunstancias que hacen que al final, en el traspaso de Alfonso al Betis, me incluyan en la operación, como a su hermano.

Circunstancias ¿deportivas o extradeportivas?

De las dos

Pero no se queda en el Betis

No. Porque el traspaso se hace muy al final y el Betis decide cederme de nuevo a segunda, esta vez al Albacete. Otro muy buen año en segunda. Hicimos una gran temporada y quedamos cuartos, pero justo ese año cambiaron las normas y ya ascendían sólo tres. Aún así fue otro gran año, con García Remón en el banquillo; que ya me conocía porque cuando yo estaba en el Juvenil del Madrid él estaba en el Castilla y me había subido a jugar alguna que otra vez.

Y de ahí volvemos al Betis, años en que el Betis pasa de jugar Europa hasta el descenso.

Correcto. Ese primer año nos clasificamos para la Uefa con Luis Aragonés. Algo muy difícil para un equipo como el Betis, pero lo conseguimos. A Luis algunos le adoran y otros ni lo pueden ver, pero era un gran entrenador.

Ese Betis descendió con un gran equipo. ¿Influyen cuestiones no deportivas?

Sí, el 80% fueron extradeportivas.

Hablamos de un Betis muy histórico, con grandes jugadores… y qué decir de entrenadores

Sí, tuvimos a gente tan variopinta como Luis Aragonés, Guud Hiddink, Javier Clemente, Vicente Cantatore, un portugués que se llamaba Oliveira… Y presididos por Manuel Ruiz de Lopera, un presidente de lo más peculiar.

¿Cómo se vivían esos años desde dentro?

Pues era un poco parafernalia. Se veía que iban dando palos de ciego, no había un proyecto, se cambiaba al entrenador y el estilo cada año. Hubo un año que nos salvamos al final con Clemente. Pero al año siguiente no siguió y trajeron a Griguol. Luego le echaron y vinieron varios más, pero no hubo cómo salvarnos. Afortunadamente el paso por segunda duró un solo año y al siguiente ascendimos.

No llegó a cumplir el contrato de ocho años. Por qué.

Yo no es que mereciera o no más minutos, pero los quería. Yo lo que quería era jugar y me daba igual en primera o en segunda. Así que me cedieron al Elche y luego ya rescindimos el contrato y a los tres días fiché por el Almería.

Cuáles son los mejores recuerdos que guarda de esos años blanquiverdes.

Momentos que se viven en el campo, sobre todo de la afición. Muy buen ambiente de partido y muy buen amiente de fútbol. Se vive el fútbol de manera diferente a ninguna otra parte de España. Es una afición muy buena para la bueno, aunque muy mala para lo malo…

¿Y el peor?

Las lesiones. Me rompí el tobillo el segundo año y tras tres meses volví pero con mucho dolor. El año siguiente en pretemporada ven que era fractura abierta y volvemos a empezar. Estuve reinqueante mucho tiempo.

Y después vienen otros años de nuevo en Segunda

Con el Elche fue una gran campaña y quedamos cuartos clasificados. Al año siguiente en Tenerife en el que otra lesión me tuvo tres meses fuera, pero aquí también era titular. Ahí me recupera el Betis pero no me dejaban ni entrenar con el primer equipo. Rescindo el contrato y a los tres días firmo por el Almería. Joaquin valerio 1 almeria

Un Almería que hace cosas muy grandes

Sí. Los dos primeros años luchamos por no descender. El tercero nos asentamos y el cuarto conseguimos el ansiado ascenso a Primera división.

Con otro gran entrenador. Cómo era Unay Emery en estos inicios

Tenía mucha ilusión y ya era muy meticuloso. Tenía una ambición tremenda y no sorprende que esté donde está. Se le veían muchas “hechuras” de gran entrenador.

Pero no juegas en Primera con el Almería y llegan los años del ocaso

Me rescinden el contrato y vuelvo al Elche, donde tengo a otro entrenador bastante peculiar como es David Vidal. Me satisface haber entrenado con él, un gran hombre. Después ficho por el Poli Ejido en segunda B. Pero a los pocos meses empiezan circunstancias económicas peculiares y dejamos de cobrar. Llega la crisis al fútbol, y todas esas cosas que pasan en Segunda B. Estuvimos cuatro años casi sin cobrar y llegamos a jugar dos veces la fase de ascenso, pero no lo conseguimos. Esto me empujó a retirarme a los 38 años. Me quedaban dos años más de contrato, pero el club desaparece y yo no quería deambular más.

Cuando llega este momento. Como trata la sociedad a un exfutbolista

La sociedad te trata normal, lo que pasa que mucha gente que te conocía te deja de conocer, mucha gente que tenías cerca o te ayudaba era por interés, y desaparecen. Te ves un poco perdido, así es como te ves. En ese momento además tuve muchos problemas personales más allá de dejar el fútbol, no fue un buen momento.

En un profesional, cuánto incide lo personal en su rendimiento

Influye bastante. Estás entrenando y no tienes la cabeza donde debes. Los problemas personales a veces son superiores a cualquier cosa de fútbol y no logras abstraerte. Influyen mucho, como en cualquier otro trabajo.

¿Y la suerte cuánto influye en a dónde llega un futbolista?

Influye bastante. La suerte la tiene el que trabaja, eso sin duda. Pero en el fútbol también hay otros factores externos. Yo no me puedo quejar de cómo me trató el fútbol.

Con qué se queda de tantos entrenadores tan ilustres

Me quedo con un poquito de cada uno, de todos aprendes. Aprendes también indudablemente lo que no harías. De las experiencias malas te quedas con lo que no harías. De algunos más que de otros. valerio estirada

Cómo ve el fútbol moderno

Está la parte negocio y petrodólares que tanto vemos. Pero eso está en la parte de arriba, en los equipos grandes. A los demás no les llegan los petrodólares ni nada así. Ahí hay futbolistas humildes, que trabajan…

Qué  consejo le daría a un joven que está como estuvo usted en la cantera y ve que puede convertirse en futbolista

Que trabaje, que siga con la ilusión y con la carrera que quiere hacer. Pero que no descuide los estudios y esas cosas, que luego se echan de menos y te arrepientes.

Por qué cree que hay tantos casos de exdeportistas arruinados económica e incluso personalmente

Hay que estudiar a cada persona y cómo ha sido su mundo de siempre. Hay que ver la historia personal en cada caso. Está claro que hay cabezas más amuebladas y otras que no, pero todo influye desde pequeñitos a la hora de criarse, la educación… Te hacen ídolo muy temprano y tienes dinero joven y eso no es fácil de saber manejar.

Un ídolo

Zubizarreta y Arconada

Y para terminar, como siempre en esta web. Si pudieras tener un Superpoder, sería…

Adivinar el futuro

Muchas gracias Joaquín Valerio.

Gracias a vosotros.

Jorge Duce Marín

Licenciado en Periodismo

@jDucem

Síguenos en:

TwitterFacebook

Tags: , , , ,

0 Comments

Leave a Comment