18 Nov, 2018

Hoy queda lejos aquel debut de Raúl González Blanco el 29 de Octubre de 1994 en La Romareda, frente al Real Zaragoza. Otros habrán crecido viendo sus goles mientras que al mismo tiempo se enamoraban de este maravilloso deporte, felizmente si eras seguidor del Real Madrid y resignadamente cuando se trataba de sus rivales. Raúl ha conseguido unanimidad en cuanto al respeto que merece, y lo ha hecho a base de desprender esto mismo por los cuatro costados. La profesionalidad, educación (término que a veces cuesta relacionar con este deporte) y por supuestísimo sus dotes futbolísticos le han hecho erigirse como uno de los mejores delanteros de la historia de España, para seguidores y detractores.

Jesús Gil no imaginó el favor que le hizo al Real Madrid el año en que retiró las categorías inferiores aludiendo a problemas económicos, hecho por el cual, la hoy ya leyenda madridista recaló en el Santiago Bernabéu. Desde este momento la historia de Raúl es la del Real Madrid, donde se empezó a forjar un corazón blanco dentro de un futbolista que venía de una familia colchonera.

Desde su llegada, su carrera solo marcó una línea ascendente dentro del club blanco. Esta historia comenzó a forjarse en Zaragoza, en un raul romaredaestadio mítico de la geografía futbolística española y  de la mano de Jorge Valdano. Aunque aquel día otoñal no le tenía preparada las mieles del gol, el madridismo, que todavía miraba de reojo aquella “Quinta del Buitre”, apagó los televisores con el sentimiento de lo que posteriormente fue, el nacimiento de una estrella.

Y es que unos años después, Raúl formaría parte de la más importante Copa de Europa de la historia moderna madridista, la que ponía fin a una larga sequía y la que le volvería a otorgar el reraul_dentro_getty_22082013inado de Europa y del mundo con aquella conquista de la Intercontinental 38 años después, con uno de los mejores goles de la carrera del delantero madridista y sin duda uno de los mejores de esta competición, convirtiéndolo en el mejor club del siglo 20, en cuyo final y bienvenida al nuevo que se avecinaba se erigió protagonista, marcando en las finales que  supusieron la Octava y la Novena.

La historia de Raúl en el Real Madrid al margen de otros campeonatos, todos importantes, es la historia de la Champions. Con el volvió la ilusión formando parte de equipos que todos los madridistas recordarán, y con su descenso de protagonismo en el equipo blanco en años posteriores se apagaría también esa llama europea hasta la conquista de la décima.

Los caprichos del fútbol hicieron que uno de los jugadores blancos más importantes de la historia, fuera visto quizá, por gran parte de las mismas personas que le vieron debutar aquel 29 de Octubre, esta vez con el gol en sus botas, pero sin duda, el más triste de su carrera.raul y morientes

El madridismo se quedó un poquito huérfano, porque no se iba un jugador, sino también una parte de su alma que seguro lloraba por dentro. La salida de chamartín encaró las posturas de oportunistas, fanáticos y aquellos con opiniones descontextualizadas, pero si bien es cierto, y hablando de una manera hoy quizá más ventajista al conocer los hechos, lo cierto es que para su carrera como futbolista, aquel Julio de 2010 Raúl tomó la decisión acertada y de la  que a la postre, todos disfrutamos.

ROBERTO ARIAS

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física
y del Deporte. Entrenador Nivel 1. Máster
Preparación Física para el fútbol (Futbollab).

@FUTBOLDELACALLE 

Síguenos en:

TwitterFacebook

Imagen número 1 tomada de www.abc.es
Imagen número 2 tomada de www.zoomnews.es
Imagen número 3 tomada de www.rediff.com

 

Tags: , , , ,

0 Comments

Leave a Comment