22 Jun, 2018

Panificar es  anticipar, prever una secuencia  lógica y coherente del desarrollo de las tareas que nos llevan a alcanzar objetivos previamente definidos. La planificación  es, pues, el proceso que el entrenador sigue para poder definir las líneas de orientación del entrenamiento, a lo largo de varios años (planificación a largo plazo), o a lo largo de un año de entrenamiento” Vasconcelos (2009)”.

Ahora yo me pregunto, ¿hasta dónde se puede anticipar o prever en el fútbol una secuencia lógica de tareas que nos lleven a una serie de objetivos a largo plazo? , ¿no sería más fácil hacerlo a corto plazo?, ¿sirve para algo planificar de forma que se abarquen temporadas enteras?

Me pasé cinco años estudiando  CCAFYDE, escuchando acerca de teorías de entrenamiento, principios, cargas, oscilaciones y un montón de elementos que por supuesto están testados, pero que se implementaban independientemente del deporte. Se trabajaba igual con el corredor que se sabe que si trabaja por encima de un nivel de pulsaciones experimentará una mejora aeróbica una vez que ese entrenamiento aporte los beneficios, que con un equipo de fútbol. ¿Alguien puede demostrar que si un futbolista hace un entrenamiento por encima de x pulsaciones experimentará una mejora en el juego?, ¿alguien puede demostrar que si sigue una planificación estricta ese jugador (sin que se produzca ninguna lesión) estará preparado de una forma eficiente para la práctica del fútbol?. Si alguien puede, de verdad que me encantaría escuchar sus razonamientos y observar su propuesta de trabajo.

Hubo un día en el que el fútbol se llenó de números, de calculadoras de porcentajes  y volúmenes, en los que tal fue la importancia de ésta, que nadie se atrevía a cuestionarlo ya que esos saberes eran “irrefutables”. Y lo eran,  porque el Preparador Físico era capaz de presentar todas las sesiones del año el día 15 Julio, en rojo, negro y amarillo, impreso como una tesis doctoral y donde los números siempre eran exactos. La clave del éxito estaba en esa planificación.

De ahí se pasó a la sabiduría que esos cálculos otorgaba a la clase periodística más cercana al terreno de juego, la cual pone por los cielos esas pretemporadas infernales en las que el jugador solo ve  el balón dentro de la bolsa, y que critica a todos aquellos que se atrevan a cuestionarlo. De ahí que un equipo en una semana tenga a sus jugadores “como motos”, y la siguiente no puedan con las botas.

La muerte del futbolista  y el nacimiento del atleta. Daba igual si no hacías tres controles bien o no sabías dar un pase de tres metros, porque en tu calculadora pone que has sido el jugador  que más ha corrido, el que más “huevos” le ha puesto y el que más ha gritado durante el partido. ¡Como si los huevos ganasen partidos!

Las conclusiones simplistas atacan y matan a los Preparadores Físicos  y entrenadores con razonamientos vacíos, únicamente cargados de sensacionalismos para intentar explicar una situación que por desconocimiento de la propia lógica interna del juego, se les escapa.

seirulo

Por suerte, se ha conseguido dar la vuelta al círculo, y gracias a cierto número de entrenadores y preparadores físicos de  alto nivel que han puesto el ojo en el césped,  la incertidumbre, el entorno, y en definitiva en el fútbol y el futbolista como un elemento cambiante y muy difícil de predecir, se reconoce el trabajo de otros que día a día llevan a cabo éste tipo de propuestas en clubes modestos, muchas veces sin cobrar y escuchando desde la grada la famosa frase de aquello que en mi opinión, está muy bien para por ejemplo hacer tortillas de patatas. Es una pena que el trabajo escasamente sea valorado si no se refrenda con resultados, y más pena aún si hablamos de categorías formativas.

Hace mucho que empecé a desaprender, muchas veces años completos de estudio, para volver a plantearme el motivo por el que me metieron muchas cosas en vena y yo sin decir una palabra, sencillamente lo acepté. Los tópicos nos matan, día a día, aunque se apliquen en nuestro beneficio y aunque se amparen en ocasiones por resultados. Deshacer lo que hiciste no es ni mucho menos un paso atrás, sino una forma de coger carrerilla para poco a poco darte cuenta que prácticamente nada en esto del fútbol, se puede afirmar con rotundidad.

ROBERTO ARIAS

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física
y del Deporte. Entrenador Nivel 1. Máster
Preparación Física para el fútbol (Futbollab).
@FUTBOLDELACALLE 

Síguenos en:

TwitterFacebook

Imagen en el siguiente enlace: https://ivanero9.wordpress.com/2015/05/02/la-metodologia-de-paco-seiru-lo-pasado-presente-y-futuro/

Tags: , , , ,

0 Comments

Leave a Comment